Etiquetas

, , , , , ,

A continuación de la entrada anterior, dónde empezaba la casa por el tejado desvelando el maridaje elegido para la cata de vinos, ahora ha llegado el día de desvelar los elegidos por mi parte para `los protes y añadidos´ quienes están formados por ocho mete-narices (jeje en el buen sentido sin duda) y ocho bocas inquietas a la par.
Aunque llegaron en unas cajas vistosas de dos buenas bodegas… esta foto no hizo más que hacerle creer al personal que las botellas venían de Burgos, concretamente de la D.O. Ribera del Duero. Pequeños ingenuos…

Bueno, al lío. El primer vino es un varietal navarro de la Bodega Viña Zorzal y al que ya le tenía ganas desde que conocí su garnacha, pero esta vez quería que el personal se aventurara conmigo para probar una uva, la de graciano, uva que al menos yo, nunca antes había probado al 100% sola en una botella, aunque si había leído acerca de ella. Pequeña, oscura y de poca producción… ya sabemos que forma parte de los vinos que buscan envejecer para hacer crianzas, reservas, gran reservas.. normalmente en coupage con uva Tempranillo.

Para este vino de producción ecológica, leí que maridaría bien con legumbres como alubias y garbanzos, con embutidos y fiambres, con parrillada de verduras y con pasta…. de ahí la elección de una Lamenasaña casera. ¿Elección acertada? Ya diran los comensales… en todo caso, un magnífico vino de la añada de 2018 con puntuación de 91 en Peñin y 91 en Parker.

Ahora toca un completo descubrimiento con DO Alicante. Pepe Mendoza, quien ha estado como enólogo 25 años al frente de Bodegas Enrique Mendoza, nos abre la puerta de su Casa Agrícola para descubrirnos su tinto mediterráneo, no sólo por su ubicación, sino también por los aromas y sabores que encierra su botella con Monastrell 70% , Giró 25% y Alicante Bouschet 5%.

Las variedades locales con las que se elabora este vino de 2019 se cultivan bajo criterios ecológicos y de forma sostenible, siguiendo técnicas tradicionales respetuosas con la cepa y el entorno , y han conseguido la puntuación de 92 en Peñin y de 91 en Parker. He leído que bastantes comensales han probado este vino junto a carnes blancas asadas… de ahí la elección de un solomillo al horno con los guiños aromáticos previsibles del vino, debido a degustar este coupage de Monastrell con la facilidad de sacar notas de monte bajo, pino, resina, balsámicos refrescantes, romero, tomillo e incluso jara.

Quiero agradecer la amabilidad y profesionalidad de David Rodríguez Distribuciones (610585901), con quien he tenido el gusto de hablar acerca de vinos y bodegas de su cartera y gracias a él he podido llegar hasta los productores de Viña Zorzal y Casa Agrícola, quienes también se han prestado amablemente en dedicar unas palabras a los integrantes de esta cata virtual. ¡Gracias David, Xabi y Pepe!

Anuncio publicitario